des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

dimecres, 16 de novembre de 2011

¿El diseñador web se deshace del paradigma artesanal?¿El paradigma de la artesanía radica en la concentración de una cantidad de trabajo en relación retroactiva con la calidad de su ejecución?
Qué sucede cuando el artesano ingenieril (el informático como interlocutor entre lenguaje computacional, comunicación visual y códigos de utilización del usuario) delega la cantidad de trabajo en la capacidad computacional informática (gestión de la información en bruto)?


¿Identificamos el valor productivo de la labor manual, con su componente cuantitativo y cualitativo?
¿Queda relegada esta dimensión de la calidad por la cantidad de trabajo en la era de la hypercapacidad computacional?
¿Deshacer o cortar el nudo gordiano de la democracia reificada dirigida por una plutocracia tecnológica?

La democracia de las cosas es el fenómeno reificador (cosificación de las relaciones sociales) y el desplazamiento desde una civilización urbana decadente hacia una feudalización mercantil floreciente.

La plutocracia tecnológica define al poder financiero glocal. La fisiología de los órganos financieros transnacionales tiene que ver con la velocidad del intercambio neuronal, impulsos eléctricos, velocidades de la información, bits. 
La fisiología de las estructuras y las infraestructuras económicas territorializadas están escindidas de aquel órgano informacional hipertrofiado. En la dimensión económica financiera la circulación de la información es lo que la circulación de recursos en la llamada economía real.



White house / Green house. Battery Park, New York, 1996. Karin F. Giusti.


La cultura lleva implícito el conocimiento del medio y este conocimiento lleva implícita la supervivencia de la colectividad formada por individuos.
¿Cual es el grado dominio individual sobre su propia cultura de un ciudadano del primer mundo? Aún siendo un ciudadano cultivado domina una fracción muy reducida del ambiente cultural en que se inscribe su vida. 
El conocimiento del medio es cada vez más insignificante para el ciudadano dada la eparación imperante advertida por Debord. 
Entre los códigos por los que se rige la cultura y el acceso al conocimiento de dichos códigos la distancia (la separación) es cada vez mayor. Si esta distancia se dilata lo que entendemos por cultura se diluye y los códigos de identidad colectiva desaparecen con la disolución de la cultura común.

La construcción de una cultura común tiene que ver con la eliminación de los códigos impuestos por las relaciones de poder tal y como se tejen en la actualidad. Si el valor de cambio es aquello sagrado y el valor de uso es su opuesto profano como observaba Durkheim es en la distancia entre ambas donde existe la esencia de la fe en la divisa y su esencia religiosa.

(REV)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada