des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

diumenge, 3 de febrer de 2013

Ryue Nishizawa (mfl)


SANAA (Sejima + Nishizawa y Asociados) es una firma de arquitectos con base en Tokio. Fue fundada por Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa y ha sido galardonada con el Premio Pritzker de Arquitectura 2010, el más importante galardón otorgado internacionalmente a arquitectos por el conjunto de su obra. Coincide también este mismo año con la designación de Kazuyo Sejima como directora de la Bienal de Arquitectura de Venecia, tras haber ganado con anterioridad el Leon de Oro en la edición de 2004. Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa llevan 15 años de trabajo, desde que comenzaron con SANAA






El Premio Pritzker de arquitectura es el reconocimiento más importante en su campo concedido anualmente.









De acuerdo con el jurado de la presente edición, los japoneses se hicieron merecedores al reconocimiento debido a sus “estructuras etéreas, caracterizadas por la ligereza, la transparencia y la sencillez”.

Nuevo museo de arte contemporaneo en New York por Kazuyo Sejima + Ryue Nishizawa/SANAA.


















El museo, el único de Nueva York dedicado exclusivamente a exhibir arte contemporáneo, fue fundado en West Village en 1977 por la comisaría Marcia Tucker con la misión de promover el nuevo arte y las nuevas ideas.
Tres décadas después, vuelve a abrir sus puertas en la zona, en el barrio de Bowery,con el objetivo de seguir siendo un lugar de experimentación continua,
El Nuevo Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York se reabre en un original edificio de cubos rectangulares diseñado por los arquitectos japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, del estudio SANAA, en la parte baja de Manhattan.

Como una superposición de cajas de zapatos, el nuevo museo se integra a un sector de la ciudad de New York que parece querer florecer nuevamente. El Bowery quedó en los últimos tiempos un tanto aislado del crecimiento y la modernización, pero la inauguración de nuevo museo ha concentrado las miradas.

El Nuevo Museo reabre sus puertas en el 235 Bowery entre Stanton y Rivington, bajo Maniatan.
Por mucho tiempo descuidado, el vecindario Bowery ha pasado por una reciente remodelación pero permanece áspero. El equipo del museo decidió mover las obras de arte desde un espacio temporal en SOHO hacia el lugar de un viejo parking en este vecindario, ya que la llegada del museo puede ayudar a reactivar la economía en el área. Además, el nuevo museo ahora tiene el doble de espacio que antes.
Este es uno de los ejemplos en el que se instaura un museo de arte contemporáneo, en este caso, en un barrio para mejorar la zona y atraer a un público diferente a este vecindario. Así se consigue en cierta medida no convertir un barrio en un gheto.
La arquitecta Sejima relata que han querido lograr establecer una relación entre el edificio, el museo, la calle Bowery y la ciudad de Nueva York.

La idea es que se convierta tanto en espacio que albergue arte de hoy, como que también sirva de incubadora para nuevas ideas para los artistas que se proyectan hacia el futuro.
SANAA diseño el interior para ser llamativo pero directo, y para que la arquitectura no abrumara sino que completara el arte. Además, los arquitectos escogieron exponer en las entrañas del edificio para que encajaran con los negocios de trabajo diario en Bowery.
Diseño:
La decisión del diseño sirve en parte como una respuesta al ajustado desarrollo de la zona.
El lugar mide 21.64 metros de ancho por 34,33 de largo y por la colocación de las cajas al norte, este, sur y oeste del eje central del edificio, SANAA pudo llenar mas espacio sin extender la estructura del perímetro. El desplazamiento también permite entrada de luz solar en cada nivel. Paneles delicados y ajustables previenen que la luz solar dañe las obras o cree destellos. Estas entradas de luz crean una atmósfera diferente de los demás ambientes monolíticos, oscuros y sin aire de muchos museos.

A la hora de construir este edificio de siete pisos, formado por siete cubos rectangulares desencajados, los arquitectos han querido jugar con la luz del día, de forma que la estructura, que parece monolítica desde el exterior, se convierte en el interior en dinámica.
El edificio de 54 metros de altura, se asemeja a una pila de siete cajas una sobre otras, inestablemente equilibradas. La decisión del diseño sirve como una respuesta al ajustado desarrollo de la zona, ya que de esta forma el edificio diseñando por SANAA pudo ocupar más espacio sin extender la estructura del perímetro.
Los arquitectos Kazuyo Sejima y Rue Nishizawa, han diseñado los siete niveles de este edificio como un arreglo de cajas desplazadas, cada una movida fuera del centro desde el nivel inmediato del suelo. Las cajas no se mueven hacia atrás en un arreglo consistente como el del edificio Empire State, sino que lo hace mas como una escultura irregular.





















Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada