des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

dilluns, 8 d’abril de 2013

CHEMA MADOZ (TCI)



Chema Madoz (Madrid1958), fotógrafo español al que en el año 2000 le fue concedido el Premio Nacional de Fotografía. Entre los años 1980 y 1983 cursa Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid que simultanea con los estudios de fotografía en el Centro de Enseñanza de la Imagen.
Ha realizado numerosas exposiciones individuales, tanto en España como en el extranjero, y el conjunto de su obra, además de ser respetada por la crítica, está alcanzando unas cotas de popularidad impensables para otros artistas contemporáneos.


Proceso
El inicio fue casual, compró una cámara para irse de vacaciones y se interesó por la fotografía.
Al principio las influencias venían de un campo puramente fotógrafico. Iba descubriendo poco a poco la historia de la fotografía y le influyeron fotógrafos com D. Michals, Gibson o los trabajos conceptuales sobre la percepción de J. Dibbets.
Entender que la fotografía no dejaba de ser un lenguaje visual como cualquier otro, abrió su trabajo a corrientes como el conceptual, el minimalismo o el propio dadaísmo.
Se considera fotógrafo. La construcción de la mayoría de sus objetos está construida para ser fotografiados. No tienen empaque, ni una presencia cuando los ves físicamente. No hay un acabado maravilloso, sólo un aspecto de ellos que fotografía y es lo que funciona. Sacados de ese contexto funcionan en contadas ocasiones.


Su Obra
Sus fotos retratan objetos cotidianos descontextualizados a lo que nos tienen habituados. Y se juntan con nuevos objetos, con los que crean un todo totalmente distinto convirtiendo las obras en auténticos poemas visuales.
A menudo los conceptos de lo real y lo virtual se presentan bajo la forma de oposición conflictiva. Lo real y lo virtual presentan una tensión todavía no resuelta, sin embargo se complementan.

Las ideas surgen a través de la observación. Cualquier detalle, en cualquier lugar, puede convertirse en el detonante para desarrollar una imagen. . De todas formas, lo normal es que tome pequeños apuntes y luego los desarrolle en el estudio. Lo absurdo, lo irónico, el humor y la paradoja están muy presente en sus creaciones.
La utilización del blanco y el negro es porque según el fotógrafo coloca a las imágenes en un territorio más abstracto, más ajeno a la realidad. Son más atemporales. También por el hecho de que es un ejercicio de reducción, al mismo tiempo que permite jugar más fácilmente con las texturas a la hora de establecer vínculos o nexos.
Prácticamente todas sus fotografías son tomadas con luz natural. Sólo introduce algo de luz artificial en los casos que ha fotografiado una lámpara como parte del objeto o para darle un toque especial a algún detalle. En una imagen en la que todo lo que aparece es artificio, el uso de la luz natural sirve de contrapeso y de alguna forma hace que la ficción tenga ciertos tintes de realidad.
Las fotografías comienzan en la cabeza de Madoz, éstas tienen casi siempre su proceso de fabricación artesanal en el mundo real. El proceso pasa siempre primero por pequeños bocetos para poder tener una aproximación visual y ver si puede funcionar. Después viene la construcción del objeto en donde hay que tener en cuenta la búsqueda de los elementos necesarios. Así la fotografía entra en la recta final, cuando la manipulación real y física de los elementos ya está resuelta.
Después revela y hace una copia de la imagen, para ver si se acerca a la idea que tenía en mente.  Fotografía analógica: lo lleva a un terreno más real.. 

OBRA (serie de Fotografías A 1980-1989)



Aparece representado en primer plano un torso femenino, desde un punto de vista frontal, secundado por un fondo plano, oscuro, no distrae  y hace resaltar la figura principal.
La imagen es simétrica. La fotografía está totalmente equilibrada. El objeto de mayor peso visual (la copa de vino) se encuentra en la parte inferior. Este elemento rompe la composición, eliminando rigidez y proporcionando un centro de atención.
Entorno a él se organizan todas las líneas de fuerza y direccionales que recorren el espacio fotográfico.
Estas líneas implícitas generan dinamismo. Se forma con ello un triangulo visual que se repite una y otra vez proporcionando fuertes tensiones internas y causan en el espectador un gran impacto visual.
Utiliza los mínimos elementos posibles para su ejecución y para la idea: ”sacar máximo partido a mínimos elementos”
Nunca pone título a las obras puesto que prefiere que sea el espectador el que haga su propia lectura de lo que tiene ante sus ojos.

No me interesa el engaño por sí mismo sino a dónde te lleva
La belleza, si es que aparece en mi obra, no es un objetivo primordial. Lo que sí persigo es la reflexión que el público puede hacer del entorno en el que vivimos a partir de unas imágenes


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada