des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

diumenge, 14 d’abril de 2013


Mujer que fue pájaro. Joel-Peter Witkin. (JAN)




Título: Woman Once a Bird, Los Ángeles (Mujer que fue pájaro)
Fecha creación: 1990
Técnica: impresión tradicional sobre gelatina de plata

Joel-Peter Witkin (1939 , Nueva York) 
es un fotógrafo estadounidense que empezó haciendo  trabajos relacionados con la fotografía tradicional por su cuenta y para empresas privadas. 
En 1961 se alistó en la Armada como sargento técnico, donde trabajó como fotógrafo de guerra hasta el 1964 en Vietnam documentando diferentes accidentes militares.
En los años ochenta empezó a hacer una fotografía más personal: impactante, innovadora y anti tabúes donde la deformidad y los ambientes de pesadilla eran una constante.
Ganó diferentes premios , una beca en la Universidad de Columbia..., obtuvo un máster en bellas artes y en el 1974 comenzó a realizar exposiciones.

 Su último libro, The Bone House, documenta su progresión desde fotógrafo infantil hasta llegar al sitio que ocupa hoy en solitario. 
Una selección de imágenes fotográficas desde el periodo de los años cincuenta hasta 1998. 

Influencias

 Entre sus numerosas influencias destacamos diferentes sucesos traumáticos: desde las disputas religiosas de sus padres a un episodio que presenció siendo pequeño, un accidente automovilístico en el que una niña resultó decapitada.
 En cuanto a referentes artísticos encontramos a todos aquellos artistas que se adentraron en lo oscuro y lo desagradable:
Las reflexiones que los  barrocos  nos dejaron acerca de la muerte y el tempus fugit,  la oscuridad temática de William Blake, los personajes, ambientes extraños del Bosco y como no, toda la fuera expresiva que caracteriza las obras más sombrías de Goya.
Influencias más próximas y directas serían las ejercidas por Dadaístas y Surrealistas: el interés por la fotografía, lo absurdo, el inconsciente, lo extraño y lo terrible así como la técnica del collage y las técnicas manuales de retoque.
Sus obras se inspiran en temas míticos de la cultura popular: unos de procedencia clásica, otros de la imaginaría cristiana, así como clásicos de pintura y la fotografía europea y americana:  Las meninas de Velázquez, La Venus de Botticelli,  o el El violín de Ingres de Man Ray.

La Obra

 El formato fotográfico refuerza la agresividad y el mensaje de sus obras precisamente porque suele utilizarse para plasmar la realidad de la manera más objetiva posible, algo que Witkin complementa mediante la alteración y el retoque artificial : al presentarnos algo terrible que parece real  aumenta el poder de esta angustia: Si viéramos una deformación en persona no nos afectaría tanto porque estaría dentro de un contexto en el que podríamos respaldarnos, pero la fotografía de Witkin  esta seguridad no se da. Se trata de una oscuridad y un desconocimiento  buscado.

Proceso

 Se trata de fotografías donde existe un importante proceso de retoque llevado a cabo con medios pictóricos tradicionales (manipular los negativos, o jugar con los procesos químicos para alcanzar el objetivo deseado) lo que genera un enlace entre la tradición pictoralista y la fotografía de gabinete :
Se mezcla referentes reales (fotografía) con tratamientos de relevado y positivado tradicionales, lo que genera un resultado extraño.
 Witkin raya los negativos, luego los imprime en papel de seda para rizar la textura de la imagen, dando la impresión de unos borrosos específicos y una calidad eterna. A continuación monta la imagen sobre aluminio y aplica pigmentos a mano. Finalmente, cubre las fotografías con cera caliente y las vuelve a recalentar, y las pule. Hace solo 10 impresiones al año.

Temática

 La unión entre realidad y pesadilla: la angustia, la muerte y el sexo, la deformidad, lo monstruoso y lo extraño, las dudas sobre la identidad propia y colectiva, la forma como la reflejamos en el exterior, los tabúes, los roles...el papel de la víctima y el monstruo en un mismo ser.
La crueldad no es vista como algo malo o peligroso, sino como una verdad absoluta que debe mostrarse:
Gran parte del público y la crítica le ha reprochado sus métodos y los ha tachado de sensacionalistas: acusado de “utilizar” a estos sujetos en su beneficio, algo de lo que el se defiende alegando que su obra es una búsqueda espiritual; una manera de incluir a los olvidados en el arte. Según él, con su obra los cadáveres alcanzan una nueva vida, una nueva oportunidad parar entrar en comunión con los vivos, y más notablemente, una oportunidad para que los vivos convivan con los muertos: estamos tan acostumbrados a no ver la muerte de una manera tan directa que somos incapaces de ver en estas obras mera carne en descomposición; vemos a un personaje  que parece dormido  y del que intuimos un acto.

 Sus obras son un muestrario de nuestros miedos colectivos; la forma como la aberración y la atracción (morbosidad) rompen continuamente las barreras estéticas.

Fetiches

Witkin utiliza una iconografía propia, basada en fetiches significativos: personajes extraños y desechos  (animales disecados , muertos, cadáveres y amputaciones, y marginados por su rareza: deformes, hermafroditas, amputados y sadomasoquistas... )  elementos que resaltan la sexualidad, la perversión y lo extraño (armas, comida, las máscaras, vendas o rostros falsos) Objetos asociados al dolor, el aislamiento, la  desaparición de la propia identidad... Algo que recuerda al sadismo, el masoquismo y otras filias .

Composición

Sus composiciones suelen ser frontales y estáticas, sin movimiento, como bodegones: instantes estáticos y congelados que se oponen al caos de lo extraño.
 Utiliza lugares irreales y objetos anacrónicos para eliminar referencias visuales del espacio: fondos oscuros,  deformaciones anatómicas que ponen en duda la imagen preestablecida de lo que es el hombre...una anulación buscada de la perspectiva y la escala, como si te enseñaran una pequeña parte de una realidad que no se puede abarcar solo mediante la vista: como si nos faltaran pistas de lo que es real .
Es imposible entender una imagen de Witkin de una sola mirada.

En cuanto a los colores, generalmente se sirve del blanco y negro. A veces opta por colores artificiales retocados o añadidos manualmente) . Utiliza una luz cuidada, artificial y al gusto.



Witkin nos deja unas fotografías cargadas de fuerza capaces de remitirnos a mundos de pesadilla, de encontrar belleza en el más puro horror de nuestro inconsciente.














Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada