des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

dimecres, 29 de maig de 2013

LES TRIPLETTES DE BELLEVILLE- Sylvain Chomet (APV)

Sylvain Chomet

 (nacido en 1963) es un guionista de cómic, animador y director francés.

 Filmografia

La anciana y las palomas (The Old Lady and the Pigeons) (corto) (1998) 

Bienvenidos a Belleville (The Triplets of Belleville, or Belleville Rendez-vous) (2003) 

Paris, je t'aime (segmento Torre Eiffel (distrito 7)) (2006) 

L’Illusionniste (2010)



Les Triplettes de Belleville


TÍTULO ORIGINAL: Les triplettes de Belleville

AÑO: 2003

DURACIÓN: 78 min.

PAÍS: Francia

DIRECTOR Y GUIONISTA: Sylvain Chomet

MÚSICA: Benoit Charest

PRODUCTORA     Coproducción Francia-Canadá-Bélgica

PREMIOS:
2003: 2 nominaciones al Oscar: Mejor largometraje animado, canción original
2003: Nominada Premios BAFTA: Mejor película de habla no inglesa
2003: Premios Cesar: Mejor música. 3 nominaciones
2003: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película animada
2003: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor largometraje de animación y BSO
2003: 2 premios Toronto: Mejor largometraje animado, película canadiense
2004: Premios Genie: Mejor película canadiense
2003: Critics' Choice Awards: Nominada a mejor largometraje de animación

GÉNERO     Animación. Comedia. Drama. Musical | Deporte. Ciclismo

La historia introduce a un muchacho que quiere ser ciclista. Mientras está concursando en una importante carrera, él va a ser secuestrado por la mafia francesa y llevado hacia Belleville. Su abuela, su fiel compañera, y su perro van a intentar rescatarlo. En el camino se encuentran con tres ancianas, famosas intérpretes, quienes le van a ayudar en su aventura.

La cinta da comienzo con una introducción en tonos sepia que retrata el éxito de las trillizas en una de sus películas. La música, el tono caricaturesco de la animación, el humor y esa simplicidad con la que el director decidió llevar adelante esta primera parte, es espectacular, no solo porque se da inicio al relato de manera original, sino porque gracias a esa escena luego muchas otras, llegando al final, tienen sentido. Luego de esto, la animación cambia, pasa de formar parte del mundo de la ficción, donde todos están disfrutando, cantando y bailando, a sumergirse en la triste realidad de una familia. En estos primeros minutos se hace una descripción muy fuerte sobre el lazo que une a la abuela con el pequeño niño, se muestra muy bien su afición por las bicicletas y, por sobre todas las cosas, se toma el tiempo para retratar a una figura secundaria que expresa emociones y sentimientos que identificarán al espectador: el perro, llamado Bruno.

Luego de todo esto, la película comienza a inspeccionar diferentes temáticas, todas expresadas de manera surrealista, que van creando un mensaje que, si bien es directo en muchas oportunidades, queda camuflado porque no es el centro principal de la historia. Cada personaje tiene un movimiento o sentimiento que lo personifica y fueron diseñados con mucha identidad y con un doble sentido muy bien logrado. El detallismo de la animación, ya sea en cada uno de los sorprendentes fondos que van acompañando el relato o en las vestimentas y en la profundidad de las expresiones faciales y corporales de los personajes, es maravilloso, en especial porque se logra crear un continuo clima de tristeza y agonía mezclado con la locura y el amor.

Aquí Chomet se ahorra las palabras, crea un mundo mudo en el que se pueden escuchar solamente las expresiones necesarias, esto le permitió jugar mucho con el sonido, con la música y con el humor. Se nota mucho la influencia de Jacques Tati en la creación de las situaciones sonoras y divertidas de la película. Cada uno de los momentos musicales que interpretan las trillizas están muy bien logrados y son muy originales. A su vez, el trabajo vocal, que es muy poco, es muy destacable.

Las influencias:
"el sello" Chomet: personajes cuyas principales características son sus apariencias geométricas fuertes, el París de "l'entre 2 guerres", los cliches sobre Francía tras los ojos de turistas americanos gordos, el humor cínico, el uso de la música, dibujos artesanales, etc.

Estos elementos explican un poco el estilo Chomet, francés con una carrera anglosajona: un humor a la Monty Python, una mirada sobre Francía tintada con nostalgia. También tiene mas influencia de la cámara que de la animación así que su estilo está basado sobre el mimo y la interpretación de los personajes como en las películas de Jacques Tati o actores como Charlie Chaplin o Buster Keaton. En lo que concierne al cine de animación, sus influencias son mas artistas como Svankmajer (surrealismo) o Goossens (dibujos) de Walt Disney, el gusto por la animación de los años 30 y 40 (Tex Avery, por ejemplo), la puesta en escena realista de Carne y Durivier. Constituye así reinterpretaciones de un mundo mágico y personal plenamente autónomo, donde se combina habilmente la animación tradicional, con animación en 3D digital y ayudada con efectos digitales.

 
Según cuenta Sylvain Chomet:

“Para mí cuando llevas todo el día trabajando en una animación y llega el momento en que ves cómo los dibujos se mueven, se convierte en un momento mágico, y no hay ningún sonido. También creo que una animación sin las restricciones de las palabras habladas tiene más fuerza. Si tienes que hacer que todo cuadre con las palabras, todos los movimientos gestuales giran en torno a la boca. Sin ellas eres mucho más libre para crear animación verdadera, para hablar a través de la propia animación. La animación modelada en torno al diálogo es como algo que ya ha sido grabado en piedra, hay menos margen para la interpretación. Siempre he querido que los animadores aporten algo de esto.”

Uno de los mayores encantos de esta película es el diseño de los personajes y de los escenarios. Los personajes son feos, desproporcionados, caricaturescos incluso. Pero a la vez tienen una belleza en el trazo y una gran expresividad. Los escenarios están cuidados al detalle. Desde la casa de Champion y Madame Souza, hasta la impresionante ciudad de Belleville (inspirada en Nueva York, Quebec y Montreal), pasando por las imágenes del Tour de Francia y la casa de las Triplettes, en todos y cada uno de los lugares encontramos mil motivos para recrearnos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada