des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

diumenge, 12 de juny de 2016

EL ACTO DE QUERER ENTENDER (JSG)

Mi primer encuentro con Michel Gondry fue a través de Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004), está película (como muchas otras) trata de un hombre (Jim Carrey) intentando superar una pasada relación a través de pedirle a un grupo de "científicos" que borren sus recuerdos de ella (Kate Winslet), puesto que ella hizo lo mismo para olvidarlo a él. Esta premisa permite al director intentar hacer un ejercicio de entender como funcionan las relaciones, el porqué nos enamoramos, cuando dejamos de querer a alguien, etc… Es a través de recuerdos confusos, borrosos y complejos que apreciamos los momentos de los protagonistas, primero con el recelo que se guarda a un desconocido y finalmente con el cariño que se les da a los amigos por tal de que hagamos una reflexión propia de su relación.


Seguidamente decidí ver The We and the I (2012), en este filme se muestra el recorrido a casa de un bus de un barrio marginal de Nueva York tras recoger a unos chavales nada más salir del instituto, siendo el último día de clase de los ocupantes y viendo las vidas de estos durante el camino. En concepto es interesante puesto que cada personaje tiene un tiempo de estancia en el vehículo, que también determina el lugar donde vive (es decir, si llega a las 4 a casa o si llega como a las 7, saliendo a las 3 del instituto) y su clase económica o su ambiente familiar. El cast está principalmente compuesto por gente de color, y se tratan temas como el racismo, la sexualidad, el tema de la imagen (peso, ideal de belleza, etc), el abuso sexual, entre otros… El director pretende adentrar la mirada en un grupo donde, por regla general, no se nos da la oportunidad de mirar, ya que hay falta de representación tanto en el cine como en la televisión (y otros medios).

La cuestión de estas películas, es que ambas en una primera instancia me parecieron meras aproximaciones a los temas que pretendía tratar, porque al fin y al cabo Michel Gondry no deja de ser un hombre, blanco de clase media, francés. Su perspectiva no le permite mostrar el punto de vista de la mujer en la relación (Eternal Sunshine of the Spotless Mind) o realmente mostrar la vida de las minorías en EE.UU. (The We and the I). Hace aproximaciones, relativamente correctas pero que se ven claramente insuficientes. Y entonces vi Is the Man Who Is Tall Happy? (2013). En el documental, el director decide entrevistar al conocido activista y lingüista Noam Chomsky, haciéndole preguntas tanto muy complejas como cómo hablar de astrología con su novia cuando él no cree en dicha pseudo ciencia. En todo el documental se muestra claramente la humildad del director y como él desea entender al máximo lo que Chomsky le puede ofrecer.

Así pues, fue gracias a verlo que entendí el trabajo de Gondry. Él no pretende mostrar un punto de vista único e irrefutable de cómo son las cosas, tan solo quiere hacer el esfuerzo de entender. Quiere entender qué significa tener una relación o dejarla de tener. Quiere entender qué significa ser una minoría en EE.UU. Él quiere comprender esos puntos de vista ajenos a él, escuchar y ver lo que su singularidad como ser humano le impide ser: el otro. Y es complejo, y falla, pero es honesto y verdadero, tanto su esfuerzo como sus trabajos. Es una muestra clarísima del acto de querer entender.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada