des d'una perspectiva històrica i transversal estudiem, analitzem i relacionem els fenòmens de l’ art, el disseny,
l'arquitectura, l’artesania i la imatge amb els esdeveniments contemporanis de la cultura,
el context econòmic, social i polític dels últims 40 anys; això vol dir que "cavalquem sobre lo tigre..."

divendres, 17 de juny de 2016

MEMPHIS (AST)



Grup Memphis                                  (Anna Solé Tremoleda)

El 11 de diciembre de 1980, Ettore Sottsass organizó una reunión con algunos diseñadores famosos, para formar un grupo de diseño colaborativo. Se llamó Memphis después de que la canción de Bob Dylan, "Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again” ( "atrapado en Mobile con los blues de Memphis otra vez".)  sonara repetidamente durante esa tarde.

En la Feria del Mueble de Milán en 1981- Ettore Sottsass  presentó a Memphis, agrupación que núcleo a importantes diseñadores italianos, japoneses, españoles y estadounidenses y cuyos orígenes se reconocen en el grupo milanés Studio Alchimia, uno de los baluartes de la vanguardia sesentista. 

 En la década de ls 80`s Menphis toma el lugar de Alchimia dentro de las vanguardias posmodernas.

La década de los ochenta se caracteriza por la eclosión de movimientos artísticos como la transvanguardia italiana, el neoxpresionismo alemán, el New Spirit, New Age, los neo-romanticos, etc.

Sin embargo, la crisis de interpretación artística es muy evidente, los artistas ya no proclaman manifiestos y las vanguardias en el arte han desaparecido, por tanto se habla de crisis de la modernidad y de un nuevo tiempo "el postmodernismo".

 Los diseñadores de Memphis tuvieron como denominador común de su accionar el acento en el contenido formal de sus productos, realizando experiencias concretas de diseño bajo el objetivo de brindar alternativas inspiradas en una diversidad de contextos culturales y que buscaban superar las tradicionales categorías de forma, función y técnica. El resultado fue un conjunto de provocativas propuestas que incursionan en el plano de lo lúdico relegando los condicionantes de fabricación y ergonómicos, convirtiéndose en muchos casos en la antítesis de lo que debe proponer un diseñador industrial.

Pero estas búsquedas surgidas en Italia, un país que recién a partir de los años cincuenta comienza a recuperar el protagonismo perdido dentro del debate cultural europeo, no son un hecho fortuito sino que responden a cambios más profundos que superan el ámbito del diseño.

La puesta en crisis de los valores del mundo moderno –que tuvo en la década del sesenta sus manifestaciones más contundentesha definido una nueva instancia cultural: La posmodernidad, y en ella encontramos los fundamentos de éstas y otras manifestaciones particulares dentro del campo del diseño.

Los conceptos esteticos de Memphis se encontraban en contraposición con el supuesto "Good Design" (Buen Diseño) fuerte en Alemania, creando piezas brillantes, coloridas e impactantes. sacrificando la practicidad de los productos priorizando el interés de crear "objetos espectáculos" que llaman la atención por la particularidad de sus formas, a veces divertidas, a veces inusuales, y en algunos casos hasta ridiculas.

Los 10 principios del buen diseño de Dieter Rams son puestos en tela de juicio, priorizando una posición  superficial de la cultura POP y Kisch americana.

El concepto de diseño de Memphis se basaba en una mezcla de estilos, colores y materiales del siglo XX. Se poscicionó más como una moda que como movimiento académico y esperaba borrar el International Style donde el Posmodernismo había fallado, prefiriendo más un renacimiento y continuación absoluta del Modernismo, que una mera relectura de éste.
Memphis apuesta a vender objetos por su diseño y como término alejado “la función".

El trabajo del grupo de Memphis se ha descrito como vibrante, excéntrico y ornamental. Fue concebido por el grupo para ser un “capricho” que, como todas las modas, acabaría muy rápidamente. En 1988 se disolveria dejandole el camino libre a la nueva tendencia de los 90`s como el minimalismo para volver a la seriedad y racionalidad de la forma y el lenguaje.

Memphis también se burló de la idea de que el  “diseño  debe durar”. "No es casualidad que las personas que trabajan para Memphis no persiguen una idea estética metafísica o un absoluto de cualquier tipo, y mucho menos la eternidad", observó Sottsass. "Hoy en día todo lo que uno hace, se se consume. El diseño debe ser pensado para la vida cotidiana, no para la eternidad."

Asi fue como Memphis se convirtió en un referente  de ruptura del frente al concepto establecido de un diseño sin color y sin experimentación.  
Dentro del mundo del diseño, Memphis fue un punto de inflexión. "Estabas con ella, o en contra de ella." Todos los viejos diseñadores lo  odiaban. El resto de nosotros nos encantó ", recordó Bill Moggridge, co-fundador del grupo de diseño industrial IDEO.

Memphis fue visto como igualmente sensacional fuera de los confines cerrados de la comunidad del diseño. La fiesta de inauguración repleto, gráficos frescos y de la cadera jóvenes diseñadores - hombres y mujeres, de diferentes países - resultó irresistible para los medios de comunicación. Perfectamente integrado en una época en que la cultura pop estuvo dominada por la extravagancia post-punk de principios de 1980 y el nuevo romanticismo.









El grupo Memphis, que contó eventualmente con integrantes (colaboradores)  Michele de Lucchi, Matteo Thun, Javier Mariscal, Marco Zanini, Aldo Cibic, Andrea Branzi, Barbara Radice, Martine Bedin, George J. Sowden y Nathalie du Pasquier

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada